OSD Round VI: Can Padró. Un final de infarto.

enero 5, 2018 10:41 am

El último round de las OSD de este año se disputó los pasados 4 y 5 de Noviembre, y como siempre, tenemos muchas cosas que contar.

Los que me conocen lo saben, no me gusta escribir crónicas de carreras a las que no he ido. Para mí es como contar unas vacaciones de otra gente, no tiene sentido. Con esta crónica además cerramos el año, en una temporada que no olvidaré jamás. La primera temporada de Crónicas de Alberto ha sido, además, una manera de introducirme más si cabe en el campeonato y acercarme a pilotos que antes no conocía. La familia del drift me ha acogido como uno más y por eso no podía fallarles: Esta crónica debía de existir.

Por eso pido perdón por ser una crónica que llega muy tarde y mucho más corta de lo que os tengo acostumbrados, pero como algunos sabéis, me estáis teniendo ocupado…

Para mí fue una verdadera pesadilla: El redactor que iba a ir en mi nombre estaba en casa con fiebre y la gente que iba a emitir en directo no lo hizo, toda la emoción estaba sucediendo y yo no pude enterarme. Ya como última opción incluso intenté llamar a Nino para que colocara su teléfono al lado del micrófono de Zamora para poder enterarme a tiempo real. Ya era tarde, la primera batalla estaba por comenzar, no había tiempo para prepararlo y estaba en una ciudad italiana que no quiero acordarme, ciego y sordo. Aunque sabía que con la ayuda de la familia del drift finalmente conseguiría llevar esta crónica hacia delante. Por vosotros.

Can Padró es una de las cunas del drift catalán. Es un circuito en medio de la montaña que alberga varias pistas de pruebas, la que nos interesa es una serpenteante sucesión de curvas y cambios de rasante con una parte más “llana” (y lo digo entre comillas porque nada en Can Padró puede considerarse llano), que es rápida y abierta y una zona más revirada en la colina.

La zona elegida para disputar el round era la zona rápida, con una entrada a alta velocidad en una amplísima curva de izquierdas para dar a un gancho de derechas de más de 180 grados de apertura, que empieza en subida y acaba en bajada, con clipping exterior.  Ahora en bajada y acelerador a fondo, la transición se hacía en el cambio de rasante para subir por otra curva rápida a izquierdas que había que trazar por fuera y cuya escapatoria era un verdadero terraplén. La línea de drift favorecía la proximidad en las batallas y tanto espectadores como prensa tenían una amplísima visión de casi toda la zona puntuable. Esto pintaba muy bien.

 

Hay que decir que siendo Can Padró una verdadera mina de pilotos las gradas estaban bien colmadas ya desde los entrenamientos, y aportando el sol catalán la luz y calor perfectas para disfrutar de unas perfectas jornadas de drift realmente era un paraíso. Todavía nadie me ha dicho que saliera descontento del circuito, ni los que organizaron, ni los que ganaron, ni los que perdieron ni los que lo fueron a ver.

El sábado las clasificaciones ya daban miedo. El agresivo vasco Alex Pérez se puso las pilas y ganando la clasificación recordó a Aitor Galán que no era todavía matemáticamente campeón. Jordi Torres, otro de los pilotos que nos tiene acostumbrados a una guerra sana en clasificación y batallas, se alzaba con la segunda plaza. Galán en cambio vio las orejas al lobo y no se dejó asustar, su tercer puesto le daba un punto en la categoría AM, bien merecido, pues los puntos de este fin de semana han sido caros. Muy caros.

En la categoría Semi Pro Mikel Malvadi con su Supra volvía a lo más alto, aunque ha tenido una temporada en la que se ha desdibujado bastante en las batallas y hasta ahora sólo había conseguido un podio. Una pena, pues es una combinación de piloto y coche que sinceramente me gusta muchísimo. Sin embargo, como la de todos los demás, su pelea no había terminado todavía.

Segundo era Ehki González. Para ganar la categoría sabía que no era suficiente con ganar el round. Galán le sacaba unos buenos 18 puntos, y esa diferencia iba a ser muy difícil de alcanzar. Estos dos puntos que le daba el ser segundo el sábado le iban a resultar muy útiles la jornada sucesiva.

En la categoría Pro la emoción era tremenda. Había tres pilotos entre los cuales ganaría el campeonato quien ganara el round, y el primero en caer era Jonathan Hernández. Un doble cero en la clasificación con doble salida de pista parecía que le quitaba todas las opciones de llevarse el campeonato.

Hay un claro dominador de los sábados entre los pilotos de Pro: el ilerdense Joan Caballer. Aspirante al título, a sólo dos puntos de Jonathan, se marcó una vuelta impresionante y los tres puntos de clasificación hicieron que se fuera a dormir como líder provisional.

David Infantes también tenía, aunque muy diluidas, opciones de ganar, y ser segundo en la clasificación fue un golpe en la mesa que realmente no hacía falta para que los catalanes se dieran cuenta de que la escuela vasca cada vez está más fuerte y recordó que el año que viene Infantes será ayudado por otros grandes pilotos que intentarán llevarse el trofeo hasta las vascongadas.

Tercero era un Jesús Sánchez que no se rinde y demostró que una rotura en la primera mitad de la temporada no iba a pararlo tan fácilmente: es el piloto que más rondas ha ganado esta temporada.

El domingo repetíamos pronóstico, un sol radiante perfecto para disfrutar de las carreras. La gente se empezaba a esparcir a lo largo del circuito generando un precioso cuadro de colores en medio de la montaña. Las fotos de Pumu me ayudan mucho a que veáis el colorido de las gradas y la pista en los días de carreras.

Realmente no había en el mundo sitio donde me hubiera gustado más estar que no fuera Can Padró. Cegado y cabreado por no poder enterarme de lo que pasaba intenté engañar a mi mente viajando por el hermoso país que me hospeda, pero perdí un autobús, y en lugar de terminar en mi casa acabé el día en una Venecia inundada por la lluvia, con los calcetines en la basura y un frío horrible. Pasar el lunes entero perdido por Venecia en buena compañía me ayudó a despeajrme, pero al volver a casa en una combinación de trenes italianos no pude hacer otra cosa que coger mi teléfono y empezar a preguntar.

La gente me contó con emoción cómo las batallas se habían sucedido entre emocionantes encuentros, sonrisas y amistades. No soy capaz de contároslo, puesto que no estuve allí. Solo os puedo decir que únicamente con sentir la pasión de las personas que me han contado lo felices que estuvieron, todo lo que se divirtieron y las imágenes que vieron no puedo esperar a que comience la siguiente temporada.

La corona de AM fue mantenida con fiereza por un Aitor Galán que no tuvo su día, y con el cuchillo entre los dientes Álex Pérez se quedó a muy poco de darle la vuelta a la tortilla.

Una tortilla que desde luego le quitaron de las manos a Galán en Semi Pro. Esos 18 puntos que serían necesarios para que Ehki González consiguiera arrebatarle el campeonato parecían inalcanzables. Pero, ¿sabéis qué? Luchando hasta el final se ganan los campeonatos.

Con una excelente presión a Mikel Malvadi conseguía ganar el round, obteniendo una diferencia final con Galán de 19 puntos. No es nada extraño para la OSD ver ganar un campeonato por un solo punto, pero mucha gente daba ya por sentado que Aitor Galán, que ha tenido una excelente temporada, se llevaría ambas copas en AM y Semi Pro. Está claro, hay tanto nivel en OSD que no se puede perder ni un solo round.

Este segundo puesto de Malvadi le propulsaba además hacia la tercera posición en la general de la categoría.

En Pro de nuevo vino una tremenda sorpresa: la escalada de Perrako. Desde la última posición del sábado y teniendo que enfrentarse con David Infantes, Jesús Sánchez y Joan Caballer, el de Viladecans fue un imparable torbellino que, como un ave fénix se recomponía de sus propias cenizas a medida que avanzaba de ronda.

Joan Caballer además no le puso las cosas fáciles hasta la última batalla. Avanzó por el cuadrante como una apisonadora. Al alinear los dos coches en la línea de salida estaba claro: Quien ganase se llevaba el round y el campeonato. ¿No es lo suficientemente interesante para ti? Entonces creo que te has perdido porque has llegado muy abajo.

Jesús Sánchez también llegaba al Top 4, y con él Rodrigo Gallo. Realmente no sabría deciros por cuál de estos pilotos apostar, Gallo tiene las ganas y la velocidad, Caballer la precisión, Jonathan la potencia y Jesús la templanza. Todos son inteligentes y saben gestionar las batallas, saben pegarse a las puertas como se hacía en Japón. Creo que no os he dicho suficientes veces lo que me encanta este deporte.

Jonathan Hernández apeó primero a Jesús y Joan Caballer hizo lo propio con Rodrigo Gallo. Tanto la final como la consolación echaban chispas.

No era la primera vez que Gallo y Jesús se enfrentaban con polémica y esta vez no iba a ser menos. Con una victoria por parte de Jesús, el de Navarcles se aseguraba el tercer puesto en el round mientras que Gallo se quedaba con el tercero en la general. No hubiera sido polémico de no ser por el público.

Un sonoro abucheo se escuchó hacia el argentino, y sinceramente, creo que no se lo merece. Gallo es uno de los pilotos más polémicos de la OSD, a veces frío como el hielo y otras cercano como el que más, yo siempre le he respetado y he dicho lo que pienso sin jamás morderme la lengua. El argentino es un campeón, un luchador y además una gran persona. Cuando luchas con esa determinación es normal que tus contrincantes te cojan manía. Desde que lo conozco hace ya cuatro años se ha acusado muchas veces a Gallo de desconectar las luces de freno, de hacer movimientos extraños en batallas o simplemente le han criticado por llevar semislicks.

Cada uno puede pensar lo que quiera, yo a veces le he criticado, pero en esta ocasión por si no se nota, le defiendo. Cuando prueben las ilegalidades de su coche, o cuando cometa fallos que desestabilicen a su adversario que le impongan la sanción que se merezca, pero hasta entonces para mí es un piloto que se merece un puesto, y bien ganado, en el podio de las OSD. Desde mi humilde teclado incito a Gallo a que siga luchando, callando bocas y ganando batallas.

La batalla estelar del fin de semana, en cambio, fue sin duda Caballer vs Jonathan. ¿Cuántas veces han levantado a la grada estos dos pilotos? Desde luego si cierro los ojos puedo sentir el rugido que se escucha cuando los escapes de tan diferentes motores tocan a la vez la melodía de la guerra y el público brama aclamando su son.

Pero Caballer cometió un error. Un problema de temperatura de los neumáticos (no calentó bien los semislicks) le hizo perder agarre y salirse de la pista.

Una persecución a puerta no fue suficiente y el campeonato estaba decidido.

Enhorabuena por no dejar de luchar en las circunstancias más desfavorables. Por pelear con toda la energía de tu cuerpo. Por apoyarte en tu equipo. Por disfrutar de las victorias y aprender de las derrotas. Enhorabuena, Jonathan Hernández, eres bicampeón de la OSD.

Enhorabuena a Ehki González por un campeonato también luchado hasta la última batalla y que ha hecho brillar tus características como piloto. Eres muy grande.

Y enhorabuena también a Aitor galán, que ha estado a punto de ganar dos categorías a la vez por primera vez en la historia de OSD. Espero que tengas la mejor de las suertes en tu ascenso de categoría.

Las clasificaciones del round quedan así:

AM:

1º Alex Pérez

2º Jordi Torres

3º Aitor Galán

SEMI PRO:

1º Ehki González

2º Mikel Malvadi

3º Xavi Pardos

PRO:

1º Jonathan Hernández

2º Joan Caballer

3º Jesús Sánchez

 

Otra temporada entera ha pasado ya, y parece que fue ayer cuando Santi López con su E30 Alpina Turbo se llevaba el round del Jarama frente a Fran Dengra y a Arnau. Cada año es más increíble que el anterior, cada vez me siento más parte de la familia.

El devenir de las crónicas de Alberto es de momento una incógnita, pues hay gente que me ha pedido que cambie el formato. Espero que pronto pueda daros nuevas noticias, y sobre todo, que disfrutemos del off season.

El primer round de 2018 está cada día más cerca, y no sé vosotros, pero yo me muero por volver al drift. Gracias a todos los que me han permitido formar parte de ello.

Alberto González, para Open Slalom Drift.

1 comentario

  • Ekhi Gonzlz "kutxillas motorsport"

    10 enero, 2018, 7:03 am

    Increible temporada! Aun se me ponen lapiel de gallina recordando los rounds, tanto los que salieron a pedir de boca, como en los que me fui con la rabia de no lograr los objetivos. Finalmente me llevo un campeonato peleadisimo y muy complicado donde he seguido creciendo como piloto y he tenido que superar muchas adversidades! Cada dia mas enamorado de este mundo y esta gran familia que formamos pilotos y amigos, staff y aficionados. Con ganas ya de seguir disfrutando con todos de esta pasion que nos une y nos hace vibrar y DRIFTfrutar como enanos!! Por mil dias mas de emociones y pasion junto a todos vosotros!!nos vemos pronto!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *