OSD 2018 Round 1, Montmeló: Haciendo historia.

abril 25, 2018 4:36 pm

Orgullo. Ese sentimiento que tienes hacia ti mismo cuando sabes que has hecho algo grande. Es una alegría que nadie te puede quitar. Vosotros, mis lectores, debéis estar orgullosos, pues si no habéis sido testigos es porque habéis sido partícipes. Habéis visto la primera competición de drifting de la historia de nuestro país que se ha celebrado en un circuito de Fórmula 1 en activo. Vuestros ojos han visto una pradera llena de gente, disfrutando con las pasadas de pilotos que dieron lo mejor de sí mismos y exprimieron la última gota de rendimiento de sus motores para vosotros, para vuestro disfrute. Bienvenidos a la nueva era de Open Slalom Drift.

Si eres nuevo en estas crónicas, o quizá no me conozcas, me gustaría avisarte que esto es un punto de vista totalmente personal. Dejo el periodismo informativo para los periódicos, estas son las crónicas desde dentro, las crónicas cuyo objetivo no es que te enteres de lo que pasó, sino las que están hechas para leerlas con calma, con un buen vaso de tu refrigerio favorito y que tienen por misión dejarte sentado con una sonrisa en la cara esperando con ansias a que empiece el próximo round. ¿Estáis listos? Abrocharos el arnés, que arrancamos.

Comienza una nueva temporada con un round atípico, compartiendo circuito con el mundial de rallycross y con menos tiempo de pista del que nos hubiera gustado tener, y además, únicamente con la categoría Pro y su nueva subdivisión Pro2. Las categorías AM y Semi Pro deberán esperar todavía dos semanas para debutar en el segundo round en Kotarr.

Cada vez tenemos más coches, más pilotos, más ambiente, somos más y sentimos vuestro calor. Si este circo del drift existe es por vosotros, y vamos a intentar que este año las crónicas estén también a la altura de un campeonato que no para de crecer. Por eso los fines de semana de carreras tenemos contenido exclusivo en nuestra cuenta de Instagram con entrevistas a los pilotos, y más aún, tenemos por primera vez un streaming de las carreras en directo, al que podéis acceder a través de nuestra app. Estamos haciendo historia.

Por primera vez se abrían ante nosotros las puertas del templo de la velocidad de Barcelona, el Circuit de Catalunya, 4627 metros del mejor asfalto y el único circuito en nuestro país que alberga a día de hoy pruebas puntuables de Fórmula 1 y Moto GP en su calendario.

La zona elegida para derrapar era rápida y en subida, se empezaba en la recta de salida y se atajaba por el gancho de derechas que acorta la pista al trazado llamado “nacional”, que desembocaba directamente en la curva a izquierdas “wurth” que empalma con la subida de la moreneta en una abierta de derechas que forma con la anterior una rapidísima chicane en cuesta arriba que incitaba a una transición rápida para no perder la inercia y no quedarse parado. Una última parte que se hacía pie a fondo y que hacía resonar por las colinas de Montmeló el conmovedor grito que emana del metal cuando lo está dando todo, cortesía de la más variada de las orquestas, compuesta por tantos tipos diferentes de motores que tenemos en nuestra parrilla.

La línea impuesta por los jueces, que en esta ocasión eran tres pilotos, Iván “Ninocrack” Vilalta, Edu Domínguez y Sebastien Lepert, era la trazada natural con clips interiores. Una elección bastante conservadora para lo que hemos visto otras veces, pero con poco tiempo de entrenamientos no se podía hacer más. “Una hora”, hablaba con algunos fotógrafos del FIA WRX. “Que estén contentos, nuestros pilotos del rallycross sólo tienen tres vueltas”, nos decían.

El sábado, además, llovió. La pista estaba delicada y era fácil salirse, pues el asfalto cambiaba de textura en la primera curva y eso provocaba una pérdida de fluidez en algunos pilotos. El sábado, sin embargo, pudimos ver a un sorprendente Alberto Recuero haciendo una fantástica pasada de clasificación con una suavidad increíble. Parecía como si todo el coche estuviera bailando sobre las punteras, como una bailarina. Un control que yo personalmente no había visto antes en él.

A quien sí que había visto así fue a Jesús Sánchez. El de Navarcles dio a todos una lección magistral de pilotaje, y aunque nos tiene acostumbrados a pasadas muy finas nadie esperaba que fuese a ser así de espectacular desde su primera vuelta. Sus neumáticos traseros secaban la pista a cada pasada, el rugido de su 2JZ single turbo resonaba en los oídos de los presentes, el primer puñetazo en la mesa era el suyo. Agarraros fuerte, esta temporada promete.

Segundo fue un Joan Caballer que no veíamos tan fino como otras veces, mientras que Juan José Mimbrero “Popi”, con su S14 2JZ, clasificaba cuarto, siendo otra de las sorpresas del fin de semana, entre los petardazos de su escape y su estilo agresivo, levantando a la grada. El canario David Barrera, del Team Balín, era quinto demostrando que en las islas hay nivel para dar sustos a verdaderos campeones.

Otra fantástica vuelta fue la de Álex Benito. Tras mostrarse bastante irregular en los entrenamientos hizo una maravillosa pasada a lomos de su potro salvaje, que estamos viendo bastante difícil de domar. Fue en un Montmeló mojado y con pasadas algo peores de las que vemos habitualmente por parte de pilotos como Jonathan Hernández o Rodrigo Gallo, que ver brillar a Beni, a David Barrera, a Juan Antonio Pérez o a Popi nos hizo pensar que este campeonato va a tener muchísimas sorpresas y devolverá a nuestro estómago las mariposas que nos han faltado en la pretemporada. La espera, de nuevo, ha merecido la pena.

El Domingo hizo un día espléndido de sol y calor, no quedaba en Montmeló ni un solo charco, ni un solo indicio de la lluviosa tarde anterior. Después de unas emocionantes finales de rallycross el público pobló la pradera de la subida de la Moreneta, estábamos listos para empezar.

Un warm up de 15 minutos en el que las pasadas de Goyo con un tremendo ángulo en la segunda curva o la inalcanzable velocidad y fluidez de Jesús Sánchez dejaron al público con la boca abierta. Era el momento de las batallas.

Y si nos han abierto las puertas del templo, demostremos por qué.

No voy a contaros las batallas como hacía el año pasado.  Creo que para eso ya tenemos el streaming, que podéis ver de nuevo haciendo click aquí: https://youtu.be/3KxqNeKvL3Q. El streaming resolvió todas y cada una de las dudas que había apuntado en mi cuaderno, por lo que no es necesario que os explique nada más. Como ya os decía arriba, no es necesario un periodismo informativo. Gozaros el momento, disfrutad de las fotos, y luego cerrad los ojos y haced que vuestra alma haga un vuelo rasante por Montmeló, y ved todo desde arriba. Da igual que estuvierais o que no, porque lo importante es que el corazón se os acelere, y que vengáis a la próxima.

Voy a volver a las crónicas de antes, pues todo el mundo puede saberse los resultados pero mucha menos gente puede crear emociones. Los pilotos pueden. Es por eso por lo que me enganché tanto que ya no puedo salir de aquí. Y yo intento transmitiros lo que sólo desde dentro de la pista se puede sentir. Voy a daros mi visión.

Voy a empezar con las cosas que no me gustaron. Odié ver fallar a Fran Dengra, no ver salir a Carlo del Barco o ver estropearse el Subaru de Óscar Ruiz. La gente de las gradas no sabe la cantidad de esfuerzo, tiempo y dinero que se gasta en estos coches. He visto gente trabajar noches y días sin descanso, cuerpos que no pasan hambre, que no tienen sed. Mentes que pasan a un estado inerte en el que únicamente piensan en dónde encontrar ese fallo que les lleva a la locura. Sólo les interesa volver a escuchar rugir un motor para volver a la vida.

Esto es lo que no véis. Lo que nadie os cuenta. Y es que un solo error puede hacer a un piloto pasar de ser la persona más feliz del mundo a la más triste. En OSD tu peor adversario no es tu contrincante, eres tú mismo. Aquí no se corre por ganar ningún premio. Se corre por ser feliz.

Y cuando ves a Beni entrar con su enorme Mustang en la primera curva, como un elefante en una cacharrería, piensas, “seguro que este hombre podría llegar más alto con un Silvia”, pero ese no es el punto. El punto es que el sábado por la noche, cuando fui a saludarlo, tenía una sonrisa que no le cabía en la cara, por haber clasificado entre los mejores con la máquina que no sólo le representa como piloto, sino que es la única máquina capaz de colocarle esa sonrisa. Y vosotros en la grada, ¿sentís eso como yo?

El drifting es mucho más que ver coches derrapando. Porque cuando la belleza de una batalla se puede aumentar con la simple confianza entre el piloto líder y el perseguidor, se crea un vínculo. Una amistad entre todos los pilotos, un aprecio especial. Algunos me dirán que no todos lo tienen hacia todos, y es verdad. Pero se siente. Y es que cuando Rubén Martín rompió su bomba de gasolina en la primera pasada, Josep María Filló fue inmediatamente a prestarle una. Y Goyo Díaz, su propio adversario, le esperó hasta el último momento para poder batallar. Esto es drifting. El drifting que no véis. El drifting es la gente.

Mis pilotos favoritos del fin de semana los tengo muy claros. Cualquier persona que haya estado más de dos temporadas siguiendo la OSD se habrá dado cuenta que algunos pilotos han llegado al primer round sin estar a su nivel máximo. Por eso, ver a Marc Baila, tras una temporada de parón, volver a un nivel tan alto, estar en Montmeló por primera vez y marcarse unas pasadas de calidad internacional me dejaron pensando en que cuando este hombre, que parece reservado y serio, se pone el casco, no va a dejar a nadie con la cabeza en su sitio. Enhorabuena, señor Baila. Brutal. Su tercer puesto en Pro es sólo el principio.

Juan Antonio Pérez también ha llegado con un nivel muy alto, pero su paso de Semi Pro a Pro2 estaba más que justificado. Estoy seguro de que le va a dar muchos sustos a más de uno en Pro, siendo su extraña batalla contra Gallo una muestra de lo que digo. Un error de línea y una rueda fuera del trazado dieron como resultado un movimiento extraño que provocó el error de Gallo al perseguir, en una batalla algo polémica en la grada. Os recomiendo sinceramente que os metáis en el straming y la volváis a ver.

Sólo espero que tras acercaros a Gallo en las entrevistas hayáis descubierto su cara real: un piloto ambicioso, con ganas de ganar, pero con quien cualquiera se podría pasar horas de conversación. Me pregunto cuál es su versión de esa batalla, estoy deseando verle para oírla de su boca. Y es que Gallo es la excepción que confirma la regla, aun siendo tan amigable cuando se pone el casco sólo piensa en la victoria. Es cierto que a algunos les puede generar odio, pero yo, sinceramente, le tengo un enorme respeto por ello.

Otro piloto que pasó la batalla tropezando fue Ander Alonso con su E30 frente a Tzuk Lerer. Ander había hecho pasadas muy buenas, y de hecho tenía un 10-0 a su favor, pero un error de línea de Tzuk hicieron frenar a Ander y sacar dos ruedas fuera. La culpa se la dieron a Tzuk y finalmente fue Ander quien pasó al Top4. Los encontronazos ocurren, los errores se cometen, pero en este caso, aunque coincido con los jueces en que debería de pasar Ander, yo hubiera dado en esta ocasión un 5-5, o incluso si pudiera, 0-0. Ambos lo hicieron tan mal que no repartiría puntos en esa batalla. Venga, Ander y Tzuk. Los tres sabemos, porque lo hemos visto, que sabéis hacerlo mejor.

Fue sin embargo uno de los pocos errores que vimos tener a Ander en las batallas, y consiguió un cuarto puesto general y un segundo en su subdivisión Pro2. Viendo el nivel de los debutantes tengo una cosa segura, este año voy a saltar, voy a gritar y voy a disfrutarlo más que nunca. Sólo hacía falta que en las batallas se diera algo que creo que todos lo echamos en falta: proximidad.

Pues si algo le faltó a este round fueron batallas de puerta a puerta durante todo el trazado y no en curvas puntuales. Los maestros de la presión David Infantes y Rubén Bolaños no corrieron esta prueba, y realmente la falta de contacto puerta a puerta y algo de nivel en clasificación desdibujó un poquito lo que de otra forma podría haber sido un round perfecto. Con un circuito perfecto, un sol perfecto, unos coches increíbles y gente maravillosa: vosotros.

Y es que el calor de la gente, gente nueva y viejos conocidos, es lo único que hace falta para disfrutar un round cuando se vive desde dentro. El Team Balín vino desde Canarias sólo por eso, y demostraron en pista una fluidez y un pilotaje sin errores que bien le valió una copa. Llegó a las finales superando a verdaderos campeones como Jonathan Hernández, y dejó a todo el mundo con la boca abierta. ¿Pro 2? Eso ya lo veremos…

Pero hubo un hombre que tuvo todo. Tuvo la velocidad, la línea, el ángulo, la presión, el estilo y el humo. Uno sólo que destacó sobre el resto. Una dominación total y absoluta. Un pilotaje tan superior que nadie tuvo absolutamente nada que hacer contra él. Es de Navarcles, y se llama Jesús.

Jesús Sánchez. Fue el único piloto que no falló ni una vez. No hubo una pasada que no fuese especial. Abría un ángulo increíble saliendo de la primera curva y conservaba la inercia hasta lo más alto de la Moreneta. Un dominio absoluto que le dieron una merecidísima y fantástica victoria. La más reciente entre muchas, y la primera del año.

Pero no lo tendrá fácil, no. Porque detrás de cada piloto, de cada coche, hay un equipo, una familia, muchas personas con mil historias que contar.

Y yo estaré aquí, para transmitiros esas emociones, esas historias. Podría pasarme horas hablando de esto. De cómo resuena en mi cabeza todavía el 2JZ de Jesús, los petardazos de Popi, el V8 de Estal o los motores rotativos de Alberto García o de Fran Dengra. Pero no lo haré.

 

 

No lo haré porque pienso que esta temporada, lo que tienen que hacer las crónicas de Alberto es que cierres el ordenador o el móvil, mires el calendario y vengas la próxima carrera a descubrirlo por ti mismo.

Es como siempre un placer, queridos lectores. Espero que estéis contentos con mi vuelta y como siempre estoy abierto a vuestros comentarios y sugerencias para mejorar. Espero que tras leer esto tengáis el corazón tan acelerado como yo al escribirlo. Que la pasión del drift se os contagie. Que queráis vivir esto en vuestras propias carnes.

Seréis bienvenidos a OSD. Un campeonato de drift, un campeonato de coches, pero sobre todo, de personas.

PODIUM PRO2:

1º David Barrera

2º Ander Alonso

3º Alberto Recuero

 

PODIUM PRO:

1º Jesús Sánchez

2º David Barrera

3º Marc Baila

Enhorabuena a todos, porque sólo con estar aquí ya habéis hecho historia.

Esta crónica no podría haber sido posible sin la colaboración de Jose Luis “Pumu” de Photopum, sin su incesante trabajo de captura y edición de imágenes, que lleva haciendo durante años regalando su trabajo a todos vosotros, esta crónica sería simplemente una nube de letras. Gracias por capturar la esencia de la gente, el color de cada pasada y la ilusión y la alegría que se genera en cada prueba de OSD. Es un gran honor tenerte de compañero. Además, a nuestro lado hemos tenido a Ángel Ortiz y a Roberto Melo apoyando con sus fotografías en pista y a Edu Domínguez en la torre de jueces. Sin estas cuatro grandes personas y sin su equipo Speed Pig no hubiéramos podido ofreceros el contenido que ahora estais disfrutando.

Gracias también a GrupSpeed y a toda la organización de OSD por confiar en mí otro año más, por dejarme formar parte de la familia, por toda vuestra ayuda y apoyo que hacen mi trabajo, mis desplazamientos y mi estancia en el circuito un grandísimo disfrute. Gracias por vuestro incansable trabajo de gestión y organización.

Texto de Alberto González para Open Slalom Drift.

Imágenes de Jose Luis Ruiz “Pumu” para Open Slalom Drift y SpeedPig Drift Team

Nos vemos en la próxima.

8 comentarios

  • 25 abril, 2018, 5:47 pm

    Muchas gracias por estas crónicas, por tu trabajo y tus palabras Alberto.
    Gracias a la organización y nos vemos muy pronto
    El gallo sport DRIFT TEAM. 😉

  • FilloS13

    25 abril, 2018, 6:46 pm

    Espectacular cronica, felicidades..!!!!

  • Ruben

    25 abril, 2018, 6:56 pm

    Muy buena crónica!!! Muchas gracias ALBERTo

  • Alex benito

    25 abril, 2018, 7:47 pm

    Muy buena crónica Alberto 🚗💨💨💨💨💨💨

  • Marc

    25 abril, 2018, 7:49 pm

    Chapeau! Felicidades! Muy buena crónica!

  • El machaka

    25 abril, 2018, 8:32 pm

    Buena cronica albertillo, como siempre!!!! Los directs fueron mortales!!!

  • 25 abril, 2018, 11:40 pm

    👏👏 siempre es un placer leerte Alberto, la verdad que este año se presenta muy interesante, con unas gana a enormes de volver a vivirlo desde dentro. 💪

  • PepeGordaco

    3 mayo, 2018, 8:29 pm

    Sólo quiero reconocer el esfuerzo de cada uno de vosotros. Muchas felicidades. Disfrutad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *